COMO FOMENTAR LA RESPONSABILIDAD EN NUESTROS HIJOS

miércoles, 21 de enero de 2009

Una de las tareas más importantes dentro de la formación de nuestros hijos es la de enseñarles a hacer responsables. Este valor se debe inculcar desde que los niños son pequeños y no cuando empieza a tener problemas con ellos porque no ayudan en las tareas de la casa ni tampoco cumplen con sus obligaciones personales.

Para lograr que los niños comprendan y pongan en práctica el sentido de responsabilidad, se requiere de información, orientación, paciencia, constancia, confianza; permitiéndole que participe en la toma de decisiones, darle oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, comprender los fracasos y limitaciones y elogiar sus logros sin exagerar. Todo esto, haciéndole saber que cuenta con el afecto y apoyo incondicional de su padre y madre, pero también no debe de olvidar un aspecto esencial, enséñale con el ejemplo; es más fácil que tu hijo aprenda este valor si ustedes como padres los practican constantemente.

Las medidas que los padres deben llevar a cabo para fomentar este valor son:


  • Establecer normas que sirvan como punto de referencia, las cuales el niño asumirá conforme vaya creciendo por ejemplo que recoja sus zapatos, recoja su plato después de comer, hacer la tarea entre otras cosas.

  • Comienza por ponerle tareas simples para luego y poco a poco ir pidiéndole otras más complicadas.

  • Se muy claro al decirle a tu hijo lo que esperas de él.

  • Dile paso a paso lo que los niños deben hacer.
  • Enséñale a valerse por si mismo, de enfrentar las dificultades es decir no hagas todo el trabajo tú, apóyalo a que haga las cosas por si mismo claro sin que este en ningún peligro, además enséñalo a que conozca los valores y desvalores y haz una diferencia entre ambos.

  • Hazle ver que su esfuerzo es algo natural, no un medio para conseguir una meta.
    Aunque los niños sean pequeños, debe haber algo en la casa que puedan hacer como recoger sus juguetes, poner la mesa, hacer el agua, sacudir, etc. De igual manera la responsabilidad esta presente cuando los hace concientes de que deben cumplir con los reglamentos de alguna actividad extraescolar que realicen, incluyendo las dificultades que esta conlleve. Acuérdate las tareas deben tener una dificultad moderada y progresiva, y sobre todo adecuarlas a la edad y capacidad del niño.
    Nunca te reponsabilices de las tareas que los hijos deben cumplir, se les puede ayudar, orientar, asesorar, pero no asumir esas responsabilidades de forma que el niño se desentienda. Mantente firme y no pierdas la paciencia ánimo.
PARA LOS PADRES

Recuerda que la responsabilidad es una obligación moral o incluso legal de cumplir lo que se ha prometido. Es un signo de madurez porque a pesar del esfuerzo que implique el cumplir y ser constantes en ello, no lo evitamos.


Su importancia es muy grande por que va de la mano con la confianza, alguien que se ha mostrado irresponsable, como por ejemplo un padre de familia que llega a casa sin dinero, en estado de ebriedad o ha sido infiel, pierde la confianza de quienes lo quieren(esposa e hijos ) y esperan algo de él, optando muchas de las veces por dejarlo; de igual forma si llegamos tarde al trabajo o hacemos la cosas a medias, nuestro jefe, definitivamente irá perdiendo la confianza en nosotros y puede que si no cambiamos de actitud hasta perdamos el empleo.

En cambio si somos responsables, seremos capaces de llevar una relación pacifica con nuestra sociedad, la familia, los amigos, en el trabajo y con nosotros mismos.
Si queremos ser gentes responsables tenemos que enfocarnos primero hacia nuestra propia persona y enseñarnos a enfrentar las consecuencias de nuestras acciones y decisiones, tratando que éstas sean a la vez justas y en el cumplimiento del deber en todos los sentidos; desde luego que no es fácil pero vale la pena intentarlo y para ello, debemos poner en práctica lo siguiente:


- Estar totalmente concientes de que todo cuanto hagamos y nos comprometamos, tiene una consecuencia que depende de nosotros mismos porque somos quienes decidimos.
- Debemos lograr que nuestros actos correspondan a nuestras promesas. Si prometemos "hacer lo correcto" entonces hay que hacer lo correcto y que esta actitud sea estable y duradera.
-Es importante además educar a quienes nos rodean para que ellos también sean responsables; un camino difícil pero no imposible.

Si todos hiciéramos un pequeño esfuerzo en vivir y corregir la responsabilidad, estaríamos logrando una convivencia armónica que haría de nuestra sociedad, nuestros países y nuestro mundo, algo totalmente mejor y diferente.